Yonodesperdicio: La app contra el despilfarro alimentario

Yonodesperdicio

La situación global de crisis alimentaria, ambiental y social por la que atraviesa el planeta nos exige reflexión y responsabilidad en nuestros actos cotidianos para ser parte de la solución y no del problema

Si pensamos en la energía, tiempo, agua y otros valiosos recursos que ha necesitado la producción de alimentos, entendemos que su desperdicio es realmente un grave problema a erradicar. Valga como ejemplo el agua. La actividad agrícola y ganadera utiliza un 70% de las fuentes de agua dulce disponibles. Para producir 1 kg. de trigo se necesitan  900 l. de agua,  para 1 kg. de carne de pollo se necesitan 3.500 l. y 100.000 litros.para 1 kg. de carne vacuna…y esto sin contar con la energía y el resto de recursos necesarios para su producción, envasado y transporte.

Aún así, en los hogares españoles desperdiciamos entre 75 y 100 kilos de alimentos por persona y año y se estima que a nivel mundial se desperdician casi 1.300 millones de toneladas de alimentos al año, es decir, entre un cuarto y un tercio de la producción global de alimentos.”. Con estas cifras…quién puede atreverse a tirar ni un solo plato de comida a la basura?

El pasado 3 de noviembre la ONGD Prosalus lanzó Yonodesperdicio, la primera aplicación web-móvil de consumo colaborativo para contribuir a la reducción del desperdicio de alimentos, que permite poner en contacto a las personas que quieran compartir los alimentos que, por diversas razones, no van a consumir, evitando así que terminen en la basura de nuestros hogares. Ha sido programada con código abierto por Punto Abierto, FreePress y aLabs y diseñada por Estudio BLG. Se puede empezar a usar desde su web y dentro de poco se podrá descargar la aplicación para teléfono.

Yonodesperdicio.org pretende además convertirse en una red ciudadana comprometida con la reducción del desperdicio de alimentos, ofreciendo recursos contra el desperdicio y poniendo en contacto a personas que quieren entregar alimentos con las que quieren recibirlos. De esta forma podemos compartir aquello que no vamos a consumir y que corre el riesgo de acabar en la basura.

Sólo se publican anuncios para ofrecer comida, no para solicitarla, pero se puede ver  y acceder a lo que ofrecen otras personas y contactar con ellas.

Como es lógico, no se pueden compartir alimentos caducados, en mal estado, ni medicamentos y los intercambios siempre han de ser estrictamente gratuitos. Tampoco se puede compartir ropa u otros enseres, para eso existen ya otros portales dedicados a este tema como Nolotiro.

Aunque la idea está pensada para contactos directos entre particulares, también se ofrece la posibilidad de contactar con organizaciones que reciben comida para entregárselas a familias sin recursos o con dificultades para cubrir las necesidades básicas de alimentación. Normalmente en estos casos recogen únicamente productos no perecederos, y pocas veces productos frescos.

Más información: http://yonodesperdicio.org/

 

 

 

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

Dejar un comentario