Antibióticos naturales

Ajo

Una bajada de defensas puede ser aprovechada por algunos microorganismos (bacterias, virus, hongos…) para generar diversos tipos de infecciones. En las épocas de cambios bruscos de temperatura, esto es especialmente habitual: gripe, resfriados, gastroenteritis y un sinfín de infecciones se extienden fácilmente entre la población.

La medicina convencional actual tiende excesivamente a medicalizar estas patologías, incidiendo especialmente en la dispensación de antibióticos sintéticos, sin fomentar otros métodos naturales menos agresivos o las pautas para una correcta prevención. Para evitar esta situación podemos elegir tomar las riendas de nuestra salud y empezar a ser agentes activos de nuestro bienestar, en vez de simplemente pacientes pasivos. Para ello tenemos por un lado métodos de prevención natural y por otro lado métodos para combatir estas enfermedades a través de una alimentación adecuada y ciertas sustancias que pueden ser consideradas como “antibióticos naturales”.

Prevención natural de infecciones

Como medio de prevención natural, podemos seguir unas sencillas pautas para mantener el sistema inmune fuerte:

  • Hacer ejercicio con regularidad. Un ejercicio demasiado intenso puede ser contraproducente, al elevar el estrés oxidativo en el organismo. Lo más adecuado es ejercicio aeróbico de intensidad moderada y regular.
  • Seguir una dieta que dé prioridad a los alimentos integrales, de temporada y ecológicos (los que más nutrientes tienen) evitando azúcares, aditivos alimentarios y grasas saturadas. Ciertos alimentos, tomados regularmente, como las setas de distintas clases, aumentan la eficacia de nuestro sistema inmune.
  • Dormir por lo menos 8 horas de sueño de calidad.
  • Reducir el estrés. Se pueden usar técnicas respiratorias, meditación, taichí, yoga, etc.
  • Pasar tiempo al aire libre, especialmente en la naturaleza y respirando profundamente. Se ha demostrado a raíz de distintos estudios que la naturaleza ejerce un poder curativo en el organismo.

Antibióticos naturales

Philip Fritchey define las sustancias antibióticas naturales como “agentes que destruyen o inhiben el crecimiento de los virus y las bacterias. Algunas de estas plantas destruyen los gérmenes por su acción directa. Otros mejoran las propias respuestas inmunitarias del organismo. Algunos de ellos se recomienda consumirlos en su estado natural, mientras que otros aumentan sus propiedades elaborados en forma de infusiones, tinturas, etc”.

Sus usos son muy variados, algunos son especialmente efectivos en aplicación tópica para infecciones de la piel, como el Arbol de Té o el Aloe vera y otros especialmente interesantes para infecciones respiratorias como el tomillo y el ajo. Hemos hecho una pequeña selección de los remedios naturales más efectivos contra las infecciones, no sólo desde el punto de vista de la medicina natural, sino desde la ciencia a través del aislamiento de sus principios activos.

1. Ajo (Allium sativum)

El ajo se ha utilizado tradicionalmente en todo el mundo durante miles de años para tratar desde un dolor de oído, una neumonía, la gripe e incluso la peste negra. La investigación contemporánea ha confirmado que el ajo posee numerosos antioxidantes que combaten los radicales libres en la sangre y protegen el sistema inmune. Además, uno de sus principios activos, la “alicina” es muy eficaz para combatir gran variedad de virus, bacterias y algunas infecciones fúngicas, como la candidiasis.

Dosis recomendadas:

  • Prevención: 1 diente fresco, 2 o 3 veces/día
  • Tratamiento: 3-9 dientes/día

2. Tomillo (Thymus vulgaris)

El aceite esencial de tomillo se considera un potente bacteriostático, es decir, impide la multiplicación bacteriana, aunque sus principios activos confieren también a esta planta propiedades antivirales y antibacterianas. El potencial terapéutico de tomillo se basa en su contenido de flavonoides, timol, eugenol, fenoles alifáticos, así como saponinas, luteolina y flavonas tetrametoxiladas. Es especialmente útil en forma de aceite esencial en el tratamiento de las afecciones del sistema respiratorio como asma, bronquitis, gripes y catarros.

3. Aloe vera

En el estudio efectuado por Suleyman Alemdar y Sema Agaoglu para determinar la actividad antibacteriana del jugo de la planta se encontró principalmente eficaz contra las bacterias Gram-positivas. El estudio mostró que el jugo de Aloe vera tiene concretamente actividad antimicrobiana contra M. smegmatis, K. pneumoniae, E. faecalis, M. luteus, C. albicans y B. sphericus, pero no tiene ningún efecto inhibidor frente a otras cepas bacterianas. Esto es importante para el uso de Aloe vera para fines terapéuticos, cosméticos y alimentarios.

4. Clavo (Syzygium aromaticum)

El extracto de clavo se ha demostrado efectivo contra muchas bacterias Gram positivas y Gram negativas y contra algunos hongos. La actividad antimicrobiana de clavo es atribuible al eugenol, los ácidos oleicos y los lípidos que se encuentran en su aceite esencial.

5. Semilla de pomelo (Citrus paradisi)

El extracto de semilla de pomelo, además de poseer un elevado número de  antioxidantes que neutralizan los radicales libres, es un potente antiséptico, antifúngico y antiviral natural. Este es el motivo por el cual numerosas marcas de cosmética natural ya lo usan como un conservante alternativo a los químicos.

Un estudio de la Revista Medicina Alternativa y Complementaria afirma que “el extracto de semilla de pomelo es eficaz para destruir más de” 800 cepas bacterianas y virales, 100 cepas de hongos, y un gran número de parásitos multicelulares. “

Más información/ fuentes bibliográficas:

Investigation of In vitro Antimicrobial Activity of Aloe vera Juice. Suleyman Alemdar y Sema Agaoglu

Antimicrobial Activities of Clove and Thyme Extracts. B C Nzeako, Zahra S N Al-Kharousi, and Zahra Al-Mahrooqui

Herbal Antibiotics: Natural Alternatives for Treating Drug-Resistant Bacteria. Stephen Buhner


fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

78 Replies to Antibióticos naturales

  1. jorgelina dice:

    QUISIERA SABER CÓMO USAR CADA PRODUCTO DESTACADO ARRIBA: QUÉ USAR EN INFUSIÓN? CÓMO UTILIZAR LOS ACEITES ESENCIALES? GRACIAS ME ENCANTA TODO O QUE MUESTRAN Y TAMBIÉN CREO ABSOLUTAMENTE QUE LO NATURAL NOS DA CALIDAD DE VIDA Y SALUD. CONTÉSTENME POR FAVOR. GRACIAS….

    • Opción Bio dice:

      Hola Jorgelina,
      Ante todo gracias por seguirnos.
      Respecto a lo que nos preguntas, la forma de uso y dosificación de las
      plantas y otras sustancias de las que hablamos, incluso tratándose de
      remedios naturales, depende mucho del estado en particular de tu organismo
      y de las características de la infección de que se trate, de modo que lo
      mejor es consultar a un médico naturista, un especialista en fitoterapia,
      etc.
      No obstante, aquí van unas recomendaciones generales de uso, que
      en ningún caso pueden sustituir el consejo de un médico especialista.

      Ajo:
      Dosis recomendadas:
      Prevención: 1 diente fresco, 2 o 3 veces/día
      Tratamiento: 3-9 dientes/día

      Tomillo:
      Infusión hecha con 1 cucharadita de planta seca por taza: tomar 3 tazas/día

      Aloe vera:
      Uso externo: para herpes y otras lesiones menores de la piel aplicar crema
      de aloe vera al 0.5% al menos durante un mes varias veces al día. Para
      anginas y pequeñas infecciones bucodentales, realizar gárgaras y enjuagues
      con un vaso de jugo de aloe diluido al 50% en agua.

      Clavo:
      Para bronquitis y parásitos internos: 3 tazas de infusión/día. La infusión
      se relizará con 1 cucharada de clavo en un litro de agua durante 15
      minutos.
      Para infecciones respiratorias.
      En caso de resfriados, se puede diluir 2 gotas de aceite esencial de clavo
      en agua caliente con un poco de miel y tomar 2 o 3 vasos/día.

      Extracto de semillas de pomelo:
      Para tratar acné:
      Añadir de 10 a 15 gotas diluidas en zumo tres veces al d?a.
      Gripe: A los primeros síntomas de gripe tomar 15 gotas diluidas en zumo,
      tres veces al día.

  2. Clarena dice:

    Felicitaciones por tan bonita y ecológica página. Por favor, me podría indicar cómo extraer, de forma casera, los aceites esenciales de estas maravillosas plantas, pues comercialmente siempren vienen mezcladas con productos químicos. Gracias y reciba mi cordial saludo.

    • Opción Bio dice:

      Hola Clarena, los aceites esenciales se pueden extraer de varias formas dependiendo del tipo de planta o la parte donde se encuentre el aceite esencial. Por ejemplo, en los cítricos la mayor parte de aceites esenciales se extrae por presión de las pieles del fruto, sin embargo para otras familias lo mejor es la destilación por arrastre con vapor de agua. Para hacerlo casero te recomendamos que sea para uso cosmético sólo, puedes usar un alambique pequeñito de cobre y luego separar el aceite esencial del agua floral. De esa forma, te aseguras que el aceite esencial no lleva ninguna adulteración externa, pero no puedes saber la calidad del producto terminado, es decir, si contiene suficientes principios activos terapéuticos para lo que busques. En este caso, te recomendamos usar aceites esenciales quimiotipados de cultivo ecológico. Hay varias marcas en el mercado que los fabrican bajo estrictos controles de calidad para uso terapéutico.
      Saludos y gracias por seguirnos!!

  3. ruben dice:

    Hola sabes como quitar esta bacteria enterococcus feacalis. un saludo

    • Opción Bio dice:

      Hola Rubén, hemos leído un estudio de la Universidad de Trujillo en el que se concluye que el aceite esencial de manzanilla (Matricaria chamomilla) en sus diferentes concentraciones presenta efecto antibacteriano in vitro sobre el crecimiento de Enterococcus faecalis. En cualquier caso, al no conocer qué tipo de infección ha causado “in vivo”, no podemos recomendarte forma ni dosis de utilización, sin embargo con este dato podrías comentarlo con un naturópata, profesional de la salud natural con especialidad en aromaterapia, etc para que te recomendara dosis u otras formas de tratamiento con aceites esenciales, pues muchos de ellos como el aceite esencial de orégano o el de árbol de té, tienen un potente efecto antibiótico demostrado. Esperamos haberte ayudado, gracias por seguirnos y si quieres puedes mantenernos actualizados si el tratamiento da resultado satisfactorio. Saludos!

Dejar un comentario