¿Cómo se utilizan las plantas medicinales?

Como-recolectar-las-plantas-medicinales--6

Las plantas medicinales se pueden utilizar de múltiples maneras, pero es muy importante, antes de su preparación, que os informéis sobre la correcta recolección y conservación de la planta, ya que desde el mismo instante de la recogida se producen cambios biológicos en la planta y es necesario conservar lo mejor posible sus principios activos. Es obvio decir que sólo se recolecta la parte útil de plantas sanas y de lugares sin contaminación (si no es de tu huerto), y siempre conociendo lo que se recolecta y primando el principio del respeto.

Normalmente las plantas se desecan para facilitar su conservación, proceso que estabiliza los principios activos de la planta y evita su descomposición, para posteriormente guardarse en recipientes opacos, herméticos y frescos durante plazos menores a un año. Aunque muchas veces se pueden utilizar en fresco, por ejemplo en aplicación externa (unas hojas sobre la piel…) o en zumos (frutas y vegetales triturados).

Hay numerosas formas tradicionales de preparar las plantas medicinales. Preferiblemente para las preparaciones hay que utilizar utensilios de cristal o porcelana y agua mineral o filtrada.

¿Cuáles son las formas más usuales de uso interno?

Tisanas: es quizás la forma más popular de utilización: una solución acuosa que se consume en el momento. Para prepararlas se puede hacer mediante:

Infusión: vertiendo agua caliente hasta el punto de ebullición sobre una cucharada sopera de las partes delicadas de las plantas –hojas, flores- y dejando reposar.

Decocción: utilizando las partes duras: semillas, cortezas, raíces… que se hierven unos minutos en agua

Maceración: dejando las partes de la planta en agua a temperatura ambiente durante 12 a 24 horas, para principios activos que son termolábiles.

Normalmente las plantas que se consumen en tisana tienen un margen terapéutico amplio y se suelen tomar de forma automedicada.

Tinturas: son soluciones alcohólicas. Se preparan dejando macerar la planta seca y triturada en alcohol a temperatura ambiente, 2 o 3 días. Las tinturas luego se toman diluidas (unas 20 gotas en un vaso de agua) antes de cada comida.

Prepara tu tintura de romero

Polvos: cuando se trata de partes duras o principios activos difíciles de extraer, reducir la planta a polvo es conveniente y así se aprovechan mejor sus componentes. Para facilitar su ingesta se suelen meter en cápsulas.

¿Cuáles son las formas más usuales de uso externo?

Aceites esenciales de Las Lilas, cosmética biodinámica

Aceites esenciales: sustancias de olor intenso que se extraen de las plantas aromáticas por distintos procedimientos, con muchas aplicaciones, por ejemplo la aromaterapia.

Linimentos: solución de extractos de plantas medicinales con aceite o alcohol, que se aplica sobre la piel acompañada de una suave fricción.

Linimento oleocalcáreo

Ungüentos: los principios activos van disueltos en una base oleosa (aceites vegetales o vaselina). Son sólidos y se reblandecen al untarlos sobre la piel.

¿Cómo hacerlos?

Existen otras muchas más formas: cápsulas, geles, cataplasmas, colirios, compresas, jarabes, etc..

 

fold-left fold-right
About the author
Soy bióloga y educadora ambiental. La naturaleza es mi inspiración y mi vocación. Transmitir sus valores e inculcar su respeto para mí es una prioridad. Vivir de una manera más sana, natural, y sostenible es uno de mis principios. Me encanta escribir y combino mi trabajo en edición de textos con este bioespacio web creado con tanta pasión. vfd13@hotmail.com

Dejar un comentario