Turismo responsable: ecoturismo y viajes solidarios

Ecotourismo

Se suele decir que hay una gran diferencia entre viajero y turista. El turista planifica su viaje exhaustivamente, horarios, aviones, fechas, hoteles, excursiones, compras…todo para aprovechar lo máximo en el tiempo asignado. Normalmente no tiene tiempo para “salirse del programa” y conocer la situación de las comunidades o poblaciones que visita o para plantearse cuál es el impacto social y ambiental que genera su viaje. Sin embargo, el viajero generalmente se deja llevar sin prisas por el viaje, por un paisaje que invita a soñar, por la luz de lugares desconocidos, por una conversación inesperada con un lugareño, por un baño espontáneo en ese agua tan limpia…y tiene un interés genuino por obtener un aprendizaje profundo del viaje, logrando que se convierta en una experiencia vital.

Este concepto de viajero, que sigue la filosofía “Slow”, es la base sobre la que se asientan nuevas formas de gestión turística que podrían englobarse en el término “turismo responsable”, entre las que se encuentran el ecoturismo y los viajes solidarios.

El gran turismo de masas tiene en su núcleo una gran contradicción: acaba destruyendo aquello que es la razón del viaje: ecosistemas costeros destrozados por gigantescos complejos hoteleros, playas y ríos repletos de basura, especies en peligro de extinción por los safaris, arrecifes de coral contaminados por los productos químicos de los protectores solares…

Este sinsentido también es aplicable a las culturas y tradiciones de ciertas comunidades de destino, que se ven devoradas por una industria turística que no respeta las tradiciones locales, la arquitectura tradicional o la gastronomía de la zona, abocándolas a la pérdida de su identidad cultural.

Viajes solidarios

Los viajes solidarios son una modalidad alternativa al turismo convencional de ocio que generan actividad económica y empleo en regiones desfavorecidas, sobre la base de la sostenibilidad y la autogestión por parte de los habitantes de las comunidades de destino. El objetivo es beneficiar a la población de destino y su entorno, mejorando las condiciones de vida de sus habitantes y limitando al máximo los posibles impactos negativos.

Taranna es una agencia de viajes que propone viajar con conciencia de nuestro consumo, de nuestra forma de vida y conectar con nuestra entidad dentro de la naturaleza. Para ello ofrece rutas o viajes eco sociales, que velan por el medio ambiente, el respeto y conocimiento de la sociedad que nos recibe, sus poblaciones, sus costumbres y realidad social.

Desde Destino Solidario proponen que nos convirtamos en viajeros solidarios, dando un paso más en el concepto de viajar: no sólo visitar un lugar y sus gentes, sino conocerlos, convivir, compartir e intentar contribuir a construir un mundo mejor y más justo.

En Cooperatour trabajan para impulsar una mayor sensibilización social a través de la participación de la sociedad en proyectos de desarrollo. Esto se materializa a través de programas de voluntariado internacional en el que los viajes se convierten en experiencias vitales de aprendizaje.

Ecoturismo

El término ecoturismo no es nuevo, el arquitecto ambientalista Héctor Ceballos-Lascuráin ya lo definió como una modalidad de turismo responsable hace casi treinta años. Sin embargo hoy aún mucha gente no sabe distinguirlo de turismo de naturaleza, agroturismo o turismo de aventura.

La Unión Mundial para la Naturaleza define al ecoturismo como “aquella modalidad turística ambientalmente responsable consistente en viajar o visitar áreas naturales con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar los atractivos naturales, así como cualquier manifestación cultural que puedan encontrarse ahí, a través de un proceso que promueve la conservación, tiene bajo impacto ambiental y cultural y propicia un involucramiento activo y beneficioso a nivel socioeconómico para las poblaciones locales“.

 

Para disfrutar de este tipo de turismo, existe un tipo de alojamientos llamados ecohoteles o “ecolodges”, que deberían cumplir unas características básicas para ser denominados así: construcción sostenible, ser energéticamente eficientes, uso de energías renovables, reciclaje de la basura y aguas grises, recuperación de agua de lluvia, uso sostenibles de los recursos naturales, integración de las comunidades locales, ofrecer alimentación agroecológica, implementación de microempresas ecoturísticas, etc. Desafortunadamente, tenemos que advertir que no todos los establecimientos que se autodenominan “eco”cumplen estas características, por lo que recomendamos ser muy cuidadosos a la hora de elegir. En breve os informaremos de una selección de alojamientos turísticos que cumplen nuestros criterios para ser una buena “opción bio”.

Turismo responsable con los animales

En la campaña Turismo Responsable promovida por FAADA se informa acerca de cómo afectan ciertas actividades turísticas a los animales. Algunas de las recomendaciones que hacen incluyen:

  • No participar de actividades que impliquen animales enjaulados, encadenados o en actuaciones.
  • Evitar alojarse o comer en hoteles y restaurantes que expongan animales salvajes en cautividad.
  • No nadar con delfines u otros animales salvajes. No apuntarse a los paseos en elefante.
  • Evitar asistir a festivales crueles aunque sean tradicionales.
  • No comprar souvenirs hechos con partes de animales ni te lleves ningún animal vivo como recuerdo.
  • No apoyar el uso de animales como objeto fotográfico y no fotografiarse con animales que se utilizan para este propósito.

 

 

 

 

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

Dejar un comentario