Té bio y de comercio justo, una saludable opción

grey bio

Existen muchos tipos de té, pero hay cuatro tipos principales según el grado de procesado de las hojas, más o menos oxidadas.

El té verde es el más suave: sus hojas no han sido fermentadas, se secan y son fragmentadas rápidamente sin oxidar. Es el que tiene mayor cantidad de principios activos beneficiosos para la salud, siendo muy bueno por ejemplo para la salud periodontal.

El té blanco, llamado “elixir de la juventud o la belleza” es otro tipo de té suave no fermentado. Se cultiva principalmente en las altas montañas chinas de Fujian, donde se recogen los brotes al comienzo de la primavera.

El té rojo o Pur-Erh es una variedad de té fermentada de una manera especial, según la tradición china, que hace que vaya ganando propiedades con el tiempo. Las hojas  de té verde se comprimen y se almacenan durante años en condiciones que generan unos microorganismos bacterianos que lo transforman en rojo.

El té negro sufre el proceso de fermentación más completo. Este proceso le confiere un intenso sabor y determinadas propiedades.

En general el té es rico en polifenoles, potentes antioxidantes que ayudan a aumentar nuestras defensas y colaboran en la lucha contra los radicales libres, tiene minerales como el fluor y algunas vitaminas. Es protector del sistema cardiovascular, combate la fatiga mental y física, reduce los niveles de colesterol LDL y de triglicéridos y es un diurético suave.  Como todas las plantas, su consumo excesivo puede ser no aconsejable y tener algunas contraindicaciones en casos determinados, por ejemplo, el té rojo en casos de hipertensión u osteosporosis.

Yogi té

Los yogi tés son una marca de infusiones que utilizan hierbas y especias cultivadas de forma ecológica para hacer deliciosas combinaciones basadas en la tradición Ayurvédica, buscándose una combinación de efectos saludables con sensaciones placenteras. Es especialmente conocido el Black Chai: un té negro especiado, que ha sido la bebida favorita de la India durante siglos. Lleva especias orgánicas: canela, cardamomo, jengibre y clavo que se mezclan con té negro especial de Assam. Se suele tomar endulzado con un poquito de leche y resulta muy especiado y picante, estimulando, reconfortado y aportando calor en invierno. El clavo por su parte alivia el dolor y fortalece el sistema nervioso, el jengibre y la pimienta son digestivos y la canela es estimulante y fortalece los huesos.

Té ecológico y de comercio justo Intermon Oxfam

Intermón, además de sus clásicos tés bio presentados en cestitas de palma (ver imagen de portada), ha sacado una línea de tés que llevan aromas de frutas. Hay té blanco Darjeeling con granada, té negro con naranja y jenjibre y té negro con mango. Han sido producidos por la organización Tea Promoters India (TPI) recuperando plantaciones que fueron abandonadas debido a la caída de los precios del té.

Josenea

Una opción más local son las infusiones ecológicas de Josenea, que proceden de una finca de Navarra o son compradas a proveedores certificados cuando así se requiere. Aquí os dejamos un vídeo de su producción:

Josenea

¿Dónde encontrarlo online?

Especiasyte

Teocafé

Biotea

Cooperativa ideas

 

fold-left fold-right
About the author
Soy bióloga y educadora ambiental. La naturaleza es mi inspiración y mi vocación. Transmitir sus valores e inculcar su respeto para mí es una prioridad. Vivir de una manera más sana, natural, y sostenible es uno de mis principios. Me encanta escribir y combino mi trabajo en edición de textos con este bioespacio web creado con tanta pasión. vfd13@hotmail.com

Dejar un comentario