Jardines verticales: ahorro energético y aire limpio

Puente max_juvenal_aix_en_provence_

Los edificios son los responsables de generar aproximadamente un 25% de las emisiones de CO2 y de aproximadamente un 30% del gasto energético total, por lo que deberíamos buscar soluciones para reducir este impacto cuanto antes. Los jardines verticales se perfilan cada vez con más fuerza como una alternativa para reducir las necesidades energéticas de los edificios, con el consiguiente ahorro de consumo energético en climatización, gracias al aumento de la resistencia térmica que proporcionan. También contribuyen a un aire más limpio en nuestras ciudades y en nuestros hogares, gracias a que la capacidad de biofiltración y almacenamiento de CO2 de las plantas puede permitir el tratamiento de un volumen de gases superior al volumen emitido por el edificio.

 

 

 

 

 

 

The Driver London by Patrick Blanc

The Driver London by Patrick Blanc

 

 

¿Cómo se diseñan?

Los jardines verticales pueden ser diseñados tanto para exteriores como para interiores, la base técnica es la misma, aunque evidentemente las especies a utilizar variarán en función del caso. Normalmente se basan en una estructura metálica fijada a la fachada o pared, dejando un espacio de ventilación de unos centímetros, bajo la que se instala una lámina de impermeabilización que protege las paredes de humedad y una capa de sustrato sobre la que crecerán las plantas. Dependiendo del tipo de plantas elegidas, el sustrato variará, pudiendo ser fibra de coco, fieltro o incluso un sustrato más tradicional de tierra rica en nutrientes.

 

 

 

 

 

 

Weleda Paris by Patrick Blanc

 

 

El sistema de riego más frecuente es el de goteo automático por gravedad, con el agua recirculada mediante una bomba; hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la capacidad de retención de agua del sustrato, menos frecuentes deben ser los riegos. Para pequeñas superficies en interiores, si no queremos complicarnos mucho en este aspecto, podemos elegir pequeñas composiciones, a modo de cuadro, con plantas como las Tillandsias, que al no absorber el agua por las raíces, tienen suficiente con un riego manual con un spray de 2 a 3 veces por semana.

 

 

 

 

 

 

Sales Lentz travel agency by Patrick Blanc

 

 

¿Aire acondicionado vegetal?

Es una forma ingeniosa de reducir el consumo energético en refrigeración de edificios, basado en el principio de evapotranspiración. Cada litro de agua evaporado por la vegetación produce 0,64Kwh de enfriamiento en el aire, logrando un consumo energético 6 veces menor que el de un sistema de aire acondicionado tradicional. Es un sistema sencillo en el que el aire se recircula a través de la fachada vegetal, pasando a través del sustrato plantado y de la vegetación.

La evapotranspiración producida enfría el aire y además, las raíces de las plantas absorben contaminantes, logrando un aire purificado sin necesidad de usar aparatos con gasto energético.

 

 

 

 

 

 

Esquema fachada vegetal ventilada Urbanarbolismo

 

 

Ventajas de los jardines verticales

  • Limpian el aire de los espacios interiores mediante la eliminación de compuestos orgánicos volátiles (COV) y otras toxinas nocivas como el benceno y el formaldehido.
  • Limpian el aire exterior de los contaminantes y disminuyen la huella de carbono debida a las emisiones de combustibles.
  • Consiguen un ahorro energético anual de alrededor de un 25%.
  • Aumenta la humedad del ambiente mediante la evaporación natural de las plantas, evitando problemas respiratorios.
  • Actúan como una barrera de aislamiento acústico y regulador térmico.
  • Los ambientes con vegetación producen efectos psicológicos positivos, generando sensación de calma y disminuyendo los niveles de stress.
  • Constituyen un filtro natural que limpia el agua que fluye a través de la pared.

Más información:

http://www.urbanarbolismo.es/blog/?page_id=500

http://www.verticalgardenpatrickblanc.com/

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

Dejar un comentario