Galletas bio

013070
Las galletas siempre han acompañado nuestros desayunos y meriendas. Según el Instituto de la Galleta, Nutrición y Salud, el 74% de los españoles incluye las galletas en su dieta habitual.

¿Habéis mirado alguna vez la composición de vuestras galletas? La mayoría se componen de harina, azúcar y aceite como base (por eso resultan tan energéticas) y luego numerosos añadidos: chocolate, fibra, yogurt, etc… además de aditivos, saborizantes, colorantes, conservantes, incluso potenciadores del sabor.. etc.
Para valorar lo saludables que son unas galletas convendría analizar principalmente qué tipo y cantidad de azúcar llevan (a veces se sustituye por edulcorantes o sacarosa), pero sobre todo qué tipo de grasas y harinas contienen y qué tipo de aditivos llevan.
Es obvio señalar que la mejor elección pasa por consumir galletas cuyos ingredientes provengan de la agricultura ecológica:
  • con harinas integrales sin refinar y por tanto más nutritivas.
  • con grasas saludables (aceite de oliva, por ejemplo) y nunca grasas animales ni grasas vegetales saturadas, ni hidrogenadas. Sobre todo hay que evitar las grasas que no indiquen su origen y sólo ponga: “grasa vegetal”, sin especificar por ejemplo si es girasol o es un aceite barato y no muy saludable como puede ser el de palma. Las grasas saturadas e hidrogenadas (aunque sean vegetales) tienen la tendencia a agruparse y pegarse, depositándose en las células, órganos y arterias en forma de colesterol (LDL), provocando problemas cardiovasculares.
Hay muchas marcas que hacen unas galletas bio muy ricas y nutritivas y utilizan harinas interesantes de distintos cereales que el trigo. La textura a veces nos puede sorprender si estamos acostumbrados a comer galletas convencionales, porque al utilizar harinas integrales a veces son mas fibrosas, pero mojadas están buenísimas y su sabor es más natural al no estar tan edulcorado o potenciado. Es frecuente utilizar espelta y kamut; también avena, algarroba, centeno, muesli etc..
En Opción Bio recomendamos especialmente las galletas de El Granero Integral, marca que cuenta con un surtido variado de riquísimas galletas ecológicas. Están elaboradas con ingredientes ecológicos de distintos cereales y endulzadas con ingredientes naturales (azúcar de caña ecológico, sirope de maíz, zumos de frutas, frutos secos, etc.); utilizan grasas vegetales no hidrogenadas, ningún ingrediente animal  ni azúcar refinado, conservando así todos los nutrientes propios de sus ingredientes.

Tienen una línea de galletas bioartesanas muy naturales y saludables y de una textura muy agradable sobre todo para tomar con la leche del desayuno o para la merienda con té, bebidas vegetales, zumos, etc… Las hay de manzana, de almendras, de limón y de algarroba. Ya comentamos en un post las virtudes de la algarroba: su sabor achocolatado con matiz de regaliz además las hace muy singulares.
Una novedad muy intersante de El granero integral son las galletas de kamut y de espelta; estas son planitas, de estilo más clásico como las “María” pero muy sanas y con extraordinarias propiedades nutritivas:

Galletas de trigo kamut

El kamut es sabroso y es rico en minerales (magnesio, Zinc, Selenio, Calcio y Potasio) y también de vitaminas del grupo B. No tiene demasiada fibra. Destaca un efecto antioxidante gracias a su aporte de Selenio y de vitamina E (30 % más que  en el trigo común), importante en caso de problemas cardiovasculares, ya que ayudan a evitar la oxidación del colesterol.

Es un trigo rico en lípidos que aporta mucha energía, para pasar la mañana de trabajo o para deportistas. Se aprovechan mejor sus proteínas debido a su riqueza en el aminoácido Lisina que suele ser escaso en los cereales. Su riqueza en hidratos de carbono nos aportan un buen nivel de  energía continua. El granero ofrece sus ricas margaritas de kamut.

Galletas de espelta

La espelta es una variedad de trigo que se cultiva desde hace unos 7.000 años y es considerado el origen de todas las variedades de trigo actuales. Comparado con el trigo común, la espelta tiene un mayor nivel de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos. Contiene los ocho aminoácidos esenciales, importante para dietas vegetarianas.
La espelta aporta magnesio, hierro, fósforo, vitamina E, vitamina B y betacaroteno. También es rica en fibra  y en ácido silícico. Su consumo origina menos alergias que el trigo pero también contienen gluten (no para celíacos). El granero integral hace galletas de espelta tipo cookies y también las más tradicionales: maltitas (imagen de portada)
¿Nos atrevemos a hacer las nuestras con ayuda de este video?

34470239

 

fold-left fold-right
About the author
Soy bióloga y educadora ambiental. La naturaleza es mi inspiración y mi vocación. Transmitir sus valores e inculcar su respeto para mí es una prioridad. Vivir de una manera más sana, natural, y sostenible es uno de mis principios. Me encanta escribir y combino mi trabajo en edición de textos con este bioespacio web creado con tanta pasión. vfd13@hotmail.com

Dejar un comentario