Autoconsumo energético: ¿una utopía?

placas autoconsumo

En la sociedad en que nos ha tocado vivir, parece casi imposible escapar de un estilo de vida altamente tecnológico, en el que nuestro hogar, nuestros trabajos e incluso nuestras formas de ocio, dependen de aparatos que consumen grandes cantidades de energía en su conjunto.

Los ciudadanos nos encontramos en una situación de extrema dependencia de las grandes empresas que nos suministran la energía que necesitamos en nuestros hogares, y el tipo de energía suministrada suele tener un origen poco responsable ecológicamente: centrales térmicas de carbón, extracciones petrolíferas, centrales nucleares, etc.

El ahorro energético es imprescindible en el contexto de un consumo responsable, pero evidentemente es imposible dejar de consumir energía totalmente, entonces: ¿qué opciones tenemos? Además de las instalaciones tradicionales de energías renovables, como las de placas fotovoltaicas o térmicas y las instalaciones geotérmicas, que pueden exigir una inversión inicial un poco más elevada, vamos a repasar algunas alternativas al modelo de consumidor pasivo, sencillas y asequibles:

AUTOCONSUMO ENERGÉTICO

Kits Solares fotovoltaicos

Con los Kits solares de Autoconsumo nos podemos empezar a liberar de esta dependencia, produciendo nuestra propia energía y consumiéndola en los aparatos y aplicaciones que estemos utilizando en ese mismo instante, ahorrando así en la factura de electricidad.

A diferencia de las instalaciones fotovoltaicas tradicionales, la idea de los Kits es que se puedan instalar fácilmente por uno mismo en la fachada, terraza, tejado, etc. y conectar directamente a un enchufe de la vivienda como un electrodoméstico más, sólo que en vez de consumir energía, la genera.

Se componen normalmente de una o más placas fotovoltaicas que generan electricidad en corriente continua y un inversor que transforma la corriente continua en corriente alterna,  lista para ser consumida.

El autoconsumo permite que los usuarios puedan producir su propia electricidad gestionando el sistema por medio de un intercambio de energía denominado Saldo Neto o Balance Neto. Según una modificación de la Ley del Sector Eléctrico aprobada por el gobierno en el Real Decreto-ley 13/2012, el autoconsumidor podrá generar su propia energía sin estar sometido a las obligaciones jurídicas de los productores. El coste de la autogeneración cada vez es más cercano al de consumo, por lo que dentro de poco llegará ese momento conocido como “paridad de red”. Además, la normativa del Balance Neto indica que las instalaciones podrán ser ampliadas para llegar a la potencia contratada con la compañía eléctrica, y así compensar casi la totalidad de su consumo eléctrico.

En el siguiente enlace tenéis toda la información del Real Decreto 1699/2011, de 18 de noviembre, por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia:: http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2011-19242

Cooperativas energéticas

En Dinamarca nacieron las primeras cooperativas eólicas, como revulsivo a la energía nuclear. En 1991 Ecopower se constituyó como cooperativa en Bélgica financiando instalaciones hidráulicas y en 1992 se creó la cooperativa Windfang en Alemania para generar su propia electricidad a partir de instalaciones eólicas, solares e hidráulicas. Enercoop se creó en Francia en el 2005 y actualmente comercializa energía renovable procedente de la eólica, solar, hidráulica y biogás.

En España Som Energia comenzó a funcionar en 2011 como la primera cooperativa comercializadora de electricidad 100% renovable y ya ha iniciado los primeros proyectos propios de producción de energía limpia. Actualmente ya suman más de 2700 socios en toda España y su objetivo es cubrir el 100% de la demanda energética de sus miembros con los nuevos proyectos financiados principalmente por miembros de la cooperativa.

 

Proyecto “Vivir del aire”

Es un proyecto pionero en nuestro país, modelo de integración social, política y económica. Promueve la instalación de un aerogenerador de 2,7 MW en un municipio rural de Cataluña, de propiedad compartida entre las personas que lo deseen, que generará el equivalente al consumo anual de unas 2.000 familias. Además del autoconsumo de energía limpia,  los ingresos por la venta del excedente de electricidad generada revertirán proporcionalmente a la inversión realizada por cada participante.

Más información:

Som Enegia: http://www.somenergia.coop/es/

Proyecto Vivir del Aire: http://www.viuredelaire.cat/el-proyecto.html

 

 

 

 

 

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

Dejar un comentario