Regalos tecnológicos, sostenibilidad y conflictos armados

coltan-440x220

Este extraño título puede parecer una ecuación en la que los elementos nombrados no guardan ninguna relación entre sí, aunque desgraciadamente no es así.

En la época navideña se fomenta la cultura del consumo masivo, lo cual unido a unas campañas  publicitarias agresivas  fomenta la compra del último aparato tecnológico de moda como “el mejor regalo de navidad”. Podemos preguntarnos por el origen de dicha tecnología y las consecuencias sociales y medioambientales derivadas de su fabricación para averiguar si de verdad es necesario regalar un móvil, la última consola  de videojuegos del mercado o comprar un portátil más moderno.

Las “tierras raras”

La realidad es que la mayor parte de la tecnología actual se sustenta en unos cuantos minerales muy valiosos que se suelen denominar “tierras raras” debido a su escasez de yacimientos explotables a nivel mundial. Entre ellos se encuentran:

  •  el disprosio, que se usa para los discos duros de los ordenadores y,
  •  el europio, que es el que hace posible el color rojo que emiten los televisores.  China satisface el 97% de la demanda mundial de tierras raras pero según las previsiones, durante los próximos 10 años reducirá progresivamente las exportaciones  para abastecer su propia industria, que ya consume el 60% de la producción nacional de estos minerales. Este dominio de China se ha conseguido por la localización de minas importantes, la mano de obra barata y una legislación medioambiental prácticamente inexistente. Cada año las minas cercanas a Baotou producen unos diez millones de toneladas de aguas residuales, que son muy ácidas o radiactivas, y no suelen recibir ningún tratamiento. Los habitantes de algunos pueblos cercanos a Baotou han tenido que ser reubicados porque sus reservas de agua y sus cultivos se habían contaminado con desechos de las minas.

Además de la actividad de estas minas “legales”, algunas minas más pequeñas pero muy contaminantes del sur de China están funcionando al margen de la ley, controladas por grupos mafiosos violentos en las provincias de Jiangxi y Guangdon.

La guerra del coltán

En la Republica Democrática del Congo también existe una enorme riqueza mineral, incluyendo materias de reciente aplicación en tecnología punta como el famoso coltán. El coltán es una mezcla de los minerales columbita y tantalita, imprescindible en el desarrollo de nuevas tecnologías de telecomunicaciones e informática, como teléfonos móviles, videoconsolas y microchips debido a sus propiedades como material superconductor y su capacidad de soportar elevadas temperaturas.  Sin embargo, la R.D del Congo aparece entre los últimos diez puestos del  Índice de Desarrollo Humano Mundial a pesar de tener el 80% de las reservas mundiales del preciado coltán.

La realidad de  la extracción y comercio de coltán está ligada al conflicto  bélico (donde ya han muerto cinco millones de personas desde 1997) y en el que  las distintas partes implicadas buscan financiarse a través del control de los yacimientos. Esto genera trabajo en las minas en condiciones de semiesclavitud, graves problemas de salud de los trabajadores, incluyendo entre ellos a muchos niños, y desastres medioambientales en los parques naturales que afectan a la fauna local protegida (gorilas, elefantes…).

El acta Dodd-Frank pide a las multinacionales que cotizan en Wall Street  que justifiquen sus pagos a los gobiernos extranjeros, y prueben que los minerales obtenidos en zonas de conflicto no han servido para enriquecer a los grupos armados. Para más información http://www.aefjn.org/index.php/369/articles/csr-state-of-play-october-2010.html

Sinceramente creemos que todo esto merece nuestra más profunda reflexión en el momento de nuestras compras. Podemos hacer regalos, sí, pero intentemos que no tengan una huella de sufrimiento humano y degradación de nuestro planeta. Es importante aprender que la finalidad de hacer un regalo es demostrar a alguien que le queremos y pensamos en él, y eso se puede lograr con algo tan simple como un detalle hecho por nosotros mismos o si no tenemos tiempo, algún regalo que fomente una sociedad y un mundo mejor, por ejemplo  a través de las muchas iniciativas de comercio justo que florecen en nuestro planeta.

Fuentes:

-Congo War and the Role of Coltan. Natalie D. Ware

-Tierras raras. National Geographic , Junio 2011

-El coltán, un mineral estratégico. R. Lunar y J. Martínez Frías (CSIC)

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

518 Replies to Regalos tecnológicos, sostenibilidad y conflictos armados

  1. Jong dice:

    Your post, Technology gifts, armed conflicts and sustainability, is really well written and insightful. Glad I found your website, warm regards from Jong!

Dejar un comentario