Chuches bio

caramelos-ecologicos-natursoy

Dentro de la educación alimentaria de los más pequeños debería primar un consumo moderado de azúcar, pero es difícil negar a un niño el placer de una chuchería. Por eso, cuando no nos sea posible sustituir este antojo por una pieza de fruta partida o similar, y queramos premiar a un niño con una golosina, es bueno conocer que existen alternativas mucho más saludables que las chuches convencionales.

Las “chucherías” normalmente son una mezcla de azúcares simples, colorantes artificiales (más baratos que los naturales), aromatizantes y potenciadores del sabor mezclados para aumentar su atractivo, unidos con algún gelificante como goma arábiga, y en ocasiones a grasas hidrogenadas para hacerlas elásticas. El resultado constituye un coctel artificial, nada saludable y muy energético, carente de cualquier valor nutricional, que si su consumo se realiza de forma muy frecuente, además se convierte en un hábito dependiente.

Es sabido que el alto consumo de azúcar refinado favorece la caries dental y contribuye a la obesidad. Además el rápido aumento de azúcar en sangre y algunos aditivos está relacionado con la hiperactividad infantil y el sídrome de déficit de atención. Ocho de los 9 estudios científicos realizados sobre dietas libre de aditivos vieron que algunos niños empeoraban tras consumir colorantes o mejoraban tras una dieta libre de aditivos ( BSCP Can Ped Volumen 31, nº 2).

El uso de los colorantes en las chuches es bastante sorprendente, ya que se utilizan algunos que son susceptibles de generar alergias y reacciones adversas como la tartrazina (E-102) que da color anaranjado, no recomendada en personas asmáticas o sensibles a la aspirina. O el E-133 que da el color azul brillante y en dosis altas se acumula en riñones y vasos linfáticos, así como el E-131 que puede producir urticaria en algunos niños sensibles, por citar algunos ejemplos.

¿Existen alternativas más saludables?

Hay empresas que fabrican gominolas más saludables a partir de zumo de frutas, sirope de glucosa de cultivo ecológico, miel y azúcar de caña integral. Además están exentas de colorantes artificiales y utilizan extractos de algas como gelificantes. Otras incluyen en su composición compuestos nutritivos, hasta propóleo o jalea real, e incluso algunas vitaminas.

Por ejemplo, las de la firma Natursoy, que podréis encontrar en herbolarios y tiendas especializadas:

http://www.natursoy.es/continguts/listaproduct.php?pageNum_Resultado=2&totalRows_Resultado=49&familia=Golosinas%20y%20chocolates

También podéis encontrar otras marcas  en determinadas tiendas online infantiles como Baby deli:

https://www.babydelistore.com/productos/133/gute-laune-osito-gominola

Otras empresas incluso contemplan la inclusión del sello de comercio justo como la marca BioBon:

http://egger.kunden.abm.at/en/pages.php?page_id=107

No debemos dejar de mencionar la alternativa de fabricar “chucherías caseras”, hechas con gelatina agar-agar, azúcar integral y zumo de frutas.

¿Os animáis a compartir recetas en nuestro blog?

 

 

fold-left fold-right
About the author
Soy bióloga y educadora ambiental. La naturaleza es mi inspiración y mi vocación. Transmitir sus valores e inculcar su respeto para mí es una prioridad. Vivir de una manera más sana, natural, y sostenible es uno de mis principios. Me encanta escribir y combino mi trabajo en edición de textos con este bioespacio web creado con tanta pasión. vfd13@hotmail.com

Dejar un comentario