La panela, el azúcar más sano

caña de azúcar

Como muchos otros alimentos que consumimos (harina, arroz, etc…), el azúcar que ponemos en nuestra mesa (procedente de la remolacha azucarera) es habitualmente refinado, después de sufrir para su elaboración determinados procesos que eliminan su condición de integral y consiguen un producto fino y con determinadas características organolépticas buscadas.

Pero en los procesos de refinado, en los que además se utilizan numerosas sustancias químicas para separar componentes, blanquear, etc… los alimentos pierden la mayoría de su poder nutritivo. No es el propósito de este post analizar las consecuencias del consumo de azúcar en el organismo, o si es positiva o negativa su ingesta, sino dar unas pequeñas pinceladas de las opciones de consumo que tenemos en el mercado.

Azúcar moreno y azúcar integral

Podemos encontrar azúcar con distintos grados de refinamiento. Después del azúcar blanco, el siguiente escalón sería el azúcar moreno: normalmente esta variedad de azúcar también es refinado, pero se añade o conserva una parte de la melaza natural, envolviendo los cristales, lo que le da el tono tostado y otorga unas mínimas cantidades nutricionales respecto al blanco y le resta algo de dulzor.

El verdadero azúcar integral de caña no está refinado y conserva su riqueza en cuanto a minerales, vitaminas y fibra que contiene asociados de forma natural la sacarosa de la caña de azúcar. Destacan el calcio, el fósforo, el hierro, el potasio y vitaminas del grupo B. Tiene un aspecto un poco pegajoso por su riqueza en melaza, ingrediente similar a la miel que se elimina en el proceso de refinado.

Panela

Una forma especial de azúcar integral en cuanto a su modo de elaboración es la panela, muy utilizada en Asia del Sur y América Latina, y que podríamos considerar la forma de consumir azúcar más pura. Se obtiene también del jugo de la caña de azúcar, que se cuece a altas temperaturas para formar una melaza que luego se deshidrata y solidifica en paneles. No sufre ningún proceso de refinado ni proceso químico de cristalización ni depuración y presenta un color pardo y sabor acaramelado más fuerte que otros azúcares. Si tenéis curiosidad podéis ver este vídeo sobre la panela:

http://youtu.be/1K6XKadWWq8

Azúcar ecológico y de comercio justo

Cuando compremos panela o azúcar integral debemos fijarnos también en que sea, es decir procedente de plantaciones de caña de azúcar donde no se utilizan pesticidas ni herbicidas ni se usan determinadas sustancias químicas para su obtención, en cuyo caso llevará en el envase los correspondientes sellos de certificación. Además podemos cuidar que su procedencia sea de alguna cooperativa de comercio justo.

También se puede encontrar, aunque en menor medida, azúcar más blanca (refinada) procedente de la agricultura ecológica para quien a pesar de todo prefiera su palatabilidad más dulce y fina.

fold-left fold-right
About the author
Soy bióloga y educadora ambiental. La naturaleza es mi inspiración y mi vocación. Transmitir sus valores e inculcar su respeto para mí es una prioridad. Vivir de una manera más sana, natural, y sostenible es uno de mis principios. Me encanta escribir y combino mi trabajo en edición de textos con este bioespacio web creado con tanta pasión. vfd13@hotmail.com

Dejar un comentario