Bioconstrucción y arquitectura bioclimática

BIOCONSTRUCCION LORENEA

Desde hace unos años se está oyendo hablar cada vez más acerca de dos términos que muchas veces no sabemos distinguir con propiedad: bioconstrucción y arquitectura bioclimática. Para aclarar estos conceptos, comenzaremos diciendo que ambos están indisolublemente unidos y que tienen como objetivo común reducir el impacto ambiental, incrementar la eficiencia energética de las construcciones y mejorar la salud de las personas que viven en ellas.

La arquitectura bioclimática tiene como objetivo principal lograr, a través del diseño, confort térmico, adecuado nivel de humedad y buena calidad de aire interior, reduciendo drásticamente el consumo energético y minimizando el impacto medioambiental.

Se basa en unos pilares básicos:

-Ubicación de la vivienda. Se tiene en cuenta varios factores como temperaturas de la zona, pluviometría, orografía, cursos de agua, radiación y  recorrido solar, vientos predominantes, vegetación circundante, etc.

-Orientación. Las fachadas orientadas al sur tienen grandes aportaciones solares en invierno y moderadas en verano. Esto se debe a que en verano el sol está más alto que en invierno, por lo que es más difícil que entre radiación solar directa en los ventanales y huecos orientados al sur. Este efecto se puede potenciar instalando aleros en el tejado, que no influyen demasiado en la insolación invernal.

-Forma del edificio. La forma es determinante para la pérdida o ganancia de calor a través del contacto con el exterior. También la distribución interior ayuda a generar una adecuada circulación del aire, mejorando la ventilación.

El término Bioconstrucción incluye todas las características anteriores, con un enfoque más global de respeto al medio ambiente y a la salud de los habitantes de la vivienda, persiguiendo la sostenibilidad de la construcción a largo plazo. Se centra en las características de la bioclimática ya comentadas, los materiales propios de la bioconstrucción, la optimización de los recursos naturales, la recuperación de residuos y la utilización de energías alternativas.

Los materiales utilizados en bioconstrucción son muy diversos, pero siempre han de ser saludables, biocompatibles, reciclables o reusables y cuya producción no consuma mucha energía.

Otra característica muy importante es el uso eficiente del agua con la recuperación de aguas de lluvia y aguas residuales. La recuperación de las aguas residuales se ha de planificar instalando un sistema de recogida de aguas grises para su uso en cisternas y sistemas de depuración posterior de las aguas negras a través de filtros y sistemas vegetales adecuados.

Un ejemplo de la buena utilización de todas estas características de bioconstrucción, se encuentra en Lorenea, el nuevo Centro de Interpretación de la Jardinería y Horticultura ecológica del Ayuntamiento de Noáin (Valle de Elorz).

El edificio está basado en la construcción bioclimática pasiva, que procura con muy pocos medios técnicos el ahorro y la eficiencia energética, a base de medidas como la orientación correcta, el fuerte aislamiento y un aporte mínimo de energía exterior para el calentamiento, consistente en una estufa mixta de leña y pellet (cero en emisiones de CO2 de fuentes fósiles). Respecto a la energía eléctrica, se han instalado tres módulos fotovoltáicos y un aerogenerador, que se prevé que aporten el 75% del consumo energético del edificio.

En Lorenea se organizan talleres, cursos y reuniones sobre temas de sostenibilidad, como el  próximo Taller de Construcción de Casas con Paja del 7 al 13 de octubre. Además, se ha puesto en funcionamiento un pequeño espacio de quiosco-tienda de productos 100% ecológicos de cara a divulgar sus bondades entre adultos y escolares como forma de promover su consumo. Más información de Lorenea en:

http://www.noain.es/es/visitenos/parque/

Otras webs de interés:

http://www.casasdepaja.org/

http://www.geobiologia.org/gea/

http://www.ecohabitar.org/

http://bamconf.org/


 

 

 

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

Dejar un comentario