Comercio justo: una opción responsable

Fair Trade Clothing

A pesar del momento actual de incertidumbre económica, o precisamente gracias a ello, cada vez más personas están comenzando a hacerse preguntas acerca del modelo de comercio actual: ¿qué estoy comprando?, ¿a quién?, ¿qué modelos de negocio estoy apoyando con mi compra?, ¿mi consumo es acorde con mis principios?

Como resultado de estas preguntas, mucha gente se está acercando al comercio justo, un sistema comercial basado en criterios sociales y medioambientales, en lugar de basarse en el simple beneficio comercial máximo a cualquier precio. Se trata de un movimiento social integrado por productores, comerciantes y consumidores que trabajan por un modelo más justo de intercambio comercial, posibilitando el acceso de los productores más desfavorecidos al mercado y promoviendo el desarrollo sostenible.

¿Cuáles son los principios básicos del Comercio Justo?

Se pueden resumir en:

-Salarios y condiciones dignos para los productores

-Protección de los derechos fundamentales de las personas

-Protección del medio ambiente

-Evitar la explotación infantil

-Favorecer la igualdad entre hombres y mujeres

¿Dónde comprar Comercio Justo?

Actualmente existen más de 3000 tiendas y establecimientos de Comercio Justo en Europa y la tendencia es creciente, pues además del apoyo habitual del pequeño comercio a este tipo de productos,  algunas grandes superficies comerciales se están apuntando también al carro, ofreciendo algunos productos alimenticios, especialmente azúcar o café. Sobre este hecho, existe un debate respecto a si este tipo de productos deberían ser vendidos o no en este tipo de cadenas de supermercados, puesto que en general se dedican a fomentar el “otro modelo de comercio”, en el que sólo se tiene en cuenta la ley del máximo beneficio.

¿Son más caros los productos de Comercio Justo?

El precio de los productos de Comercio Justo puede ser ligeramente más elevado que los productos convencionales. Los comerciantes y grandes compradores calculan el coste de producción de los productos sobre la base de unos costes salariales de alrededor de un dólar por jornada trabajada. Después, los grandes exportadores pueden presionar a la baja las Bolsas, donde se establecen todos los días los precios internacionales de estos productos. Estos bajos precios hunden a los pequeños productores en  la pobreza. Para evitar esto, en Comercio Justo se paga al productor asociado un sobreprecio que puede oscilar entre un 10 o un 15% por encima del precio de mercado mundial, este es el motivo de la pequeña diferencia de precio.

Para más información sobre el comercio justo, se puede consultar la página de la Coordinadora  Estatal de Comercio Justo:

http://www.comerciojusto.org/es/

fold-left fold-right
About the author
Hola! me llamo Elsa y soy bióloga especialista en Bioquímica y Biología Molecular. Me gusta caminar por la Tierra como lo haría por el vientre de mi madre, con infinito respeto y amor. Soy una apasionada de la fitoterapia y aromaterapia, la bioconstrucción, la agricultura ecológica, las energías renovables y los movimientos sociales que luchan por un mundo más justo. Intento vivir una vida más sostenible mientras sueño con la autosuficiencia alimentaria y energética, aunque soy consciente de que mi huella aún es grande. Actualmente compatibilizo mi labor en Opción Bio con mi pasión por la salud y la cosmética ecológica en Alter Eco (www.altereco.es) Podéis contactar conmigo aquí: elsa@opcionbio.es

Dejar un comentario